Ernst Ludwig Kirchner – Bahnhofseinfahrt, Bahnhof Löbau, 1911

25 julio, 2017


Tragaluz #24 (La prima notte di quiete, 1972)

15 julio, 2017

Valerio Zurlini_1972


Tragaluz #23 (La ragazza con la valigia, 1961)

12 julio, 2017

Valerio Zurlini_1961


Santiago Ramón y Cajal (1852-1934)

15 abril, 2017

Ramon y Cajal_1876

ramon_y_cajal

Ramon y Cajal_Autorretrato en su laboratorio_ ca.1884-1887

Ramon y Cajal_ autorretrato con hijos_ 1889

ramon-y-cajal-autorretrato-con-esqueleto

 


Zweig sobre Rilke

27 marzo, 2017

De entre los poetas, quizá ninguno vivió de un modo más silencioso, enigmático e invisible que Rilke.(…) Puesto que evitaba el ruido e incluso la fama (esa «suma de todos los malentendidos que se concentran alrededor de un nombre», como dijo él mismo tan bellamente en una ocasión), la ola de vanidosa curiosidad que lo acometía sólo salpicaba su nombre pero no a su persona. Rilke era un hombre muy poco accesible. No tenía casa ni dirección donde poderlo visitar, ni hogar, ni residencia fija, ni trabajo estable. Estaba siempre de camino por el mundo y nadie, ni él mismo, sabía de antemano hacia dónde se dirigía. Para su alma inmensamente sensible y susceptible a las presiones, el tomar cualquier decisión, el tener que hacer planes o contestar una notificación era una carga molesta. Por esta razón tropezar con él era siempre una pura casualidad. (…)

Al igual que el comedimiento en la conducta, también el orden, la limpieza y el silencio eran para él verdaderas necesidades físicas; tener que viajar en un tranvía lleno a rebosar o estar en un local ruidoso lo trastornaba durante horas. La vulgaridad se le antojaba insoportable y, a pesar de vivir con estrecheces, su ropa siempre era el súmmum de la pulcritud, el aseo y el buen gusto. Su indumentaria también era una obra del arte de la discreción, estudiada y meditada, pero siempre provista de una sencilla nota personal, un pequeño accesorio que le complacía en secreto, por ejemplo un pequeño brazalete de plata en la muñeca. Y es que incluso en las cosas más íntimas y personales su sentido estético buscaba la perfección y la simetría. En una ocasión lo estuve observando en su casa mientras hacía las maletas antes de un viaje (había rechazado mi ayuda, y con razón, porque soy un incompetente para esas cosas). Era como hacer un mosaico: cada pieza, engastada casi con ternura en un espacio cuidadosamente reservado; me habría parecido un sacrilegio deshacer aquel conjunto floral con mi intervención. Y este elemental sentido de la belleza lo acompañaba hasta en el detalle más insignificante; no sólo escribía sus manuscritos con cuidada caligrafía de redondilla en papel de la mejor calidad y mantenía las líneas paralelas entre sí, como trazadas con regla, sino que también para las cartas menos importantes escogía un papel selecto y su letra caligráfica, regular, pulcra y redonda casi llegaba hasta los márgenes. Nunca, ni siquiera cuando la carta era urgente, jamás se permitió tachar una palabra, sino que, cada vez que una frase o una expresión se le antojaba poco afortunada, con toda su inmensa paciencia, volvía a escribir la carta entera. De las manos de Rilke jamás salió una cosa que no fuera absolutamente perfecta.

Ese carácter a la vez mortecino y retraído cautivaba a todos los que lo conocían íntimamente. Tan imposible era imaginarse a Rilke arrebatado como que otra persona, en su presencia, no perdiera su tono chillón y arrogante a causa de las vibraciones que emanaban del silencio del poeta. Pues su actitud retraída vibraba con una fuerza moral que proseguía misteriosamente su labor educadora. Tras una larga conversación con él, uno era incapaz de cualquier vulgaridad durante horas e incluso días.

Stefan Zweig: El mundo de ayer,  1942.
(Trad. A. Orzeszek y J. Fontcuberta)


David Wojnarowicz – Arthur Rimbaud in New York, 1978-79

3 enero, 2017

serie-arthur-rimbaud-in-new-york_-1978-79

david-wojnarowicz_arthur-rimbaud-in-new-york_serie

david-wojnarowicz_serie-arthur-rimbaud-in-new-york

d-wojnarowicz_arthur-rimbaud-in-new-york_serie

serie-arthur-rimbaud-in-new-york_david-wojnarowicz

http://www.museoreinasofia.es/coleccion/autor/wojnarowicz-david


Fenomenología urbana (Tríptico)

30 diciembre, 2016

I: ACCESO AL FONDO

las-palmas_-caminosdispersos

II: ESBOZO APOCALÍPTICO

laspalmas_caminosdispersos

III: CASA

las-palmas__caminosdispersos