Prinz H.

Un buen día ingresó en el instituto el príncipe H., que pertenecía a uno de los linajes más influyentes, antiguos y conservadores del imperio.

A todos los demás, sus ojos suaves les parecieron inexpresivos y llenos de afectación; burlones, tildaron de afeminada su manera de echar hacia un lado una cadera cuando estaba de pie y de jugar lentamente con los dedos mientras hablaba. Pero el principal motivo de escarnio era el hecho de que no hubiera sido acompañado al internado por sus padres, sino por el que había sido hasta entonces su preceptor, un doctor en teología y miembro de una orden religiosa.

Pero Törless, en cambio, había experimentado desde el primer momento una fuerte impresión. Quizá contribuyera a ello la circunstancia de que se tratara de un príncipe con acceso a la corte, pero en todo caso aquella era una persona diferente a todas las que había conocido.

(…)

Así pues, el trato con el príncipe se convirtió para Törless en una fuente de un delicado placer psicológico. A través de él se inició en esa clase de comprensión del género humano que permite conocer a los demás y disfrutar de ellos, intuyendo su personalidad espiritual, por el tono de la voz, por la manera de coger algo con la mano, incluso por el timbre de su silencio y todo lo que expresa su actitud corporal cuando se amolda a un espacio, en fin, por esa única manera auténtica y completa de ser un ente espiritual y humano, por esa calidad móvil, casi inaprensible, que reposa, como en torno a un mero esqueleto, sobre el núcleo y todo lo aprensible y comunicable.

Robert Musil, Los extravíos del colegial Törless, 1906.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: