Noviembre, 1914

2 de noviembre de 1914

Hoy muy temprano hacia Cracovia. De nuevo más sensual. Al final de la tarde nos quedamos otra vez atascados en la arena. Hace un frío tremendo. Es una verdadera suerte tenerse a sí mismo y poder siempre refugiarse en uno mismo. He trabajado mucho. ¡La gracia del trabajo!

9 de noviembre de 1914

Acabo de escuchar a hurtadillas una conversación entre nuestro comandante y otro oficial: qué voces tan ordinarias. En ellas resuena toda la maldad del mundo y de Cracovia. Mire a donde mire, ordinariez. Hasta donde alcanza mi vista, ¡¡¡NINGÚN corazón sensible!!!…¡Nada me causa verdadera alegría, y vivo angustiado por el futuro! Pues ya no reposo en mí. Cada una de las indecencias de mi entorno -y siempre las hay- me hiere en lo más íntimo, y antes de que se cure una herida ¡llega otra nueva!…

Ludwig Wittgenstein, Diarios secretos. Ed. Wilhelm Baum

Anuncios

2 Responses to Noviembre, 1914

  1. James Moriarty dice:

    I have no need of friendship; friendship causes pain.
    It’s laughter and it’s loving I disdain.
    I am a rock,
    I am an island.

  2. No man is an island entire of itself; every man
    is a piece of the continent, a part of the main;
    if a clod be washed away by the sea, Europe
    is the less, as well as if a promontory were, as
    well as any manner of thy friends or of thine
    own were; any man’s death diminishes me,
    because I am involved in mankind.
    And therefore never send to know for whom
    the bell tolls; it tolls for thee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: