La soledad de Isak Borg

JUEZ: Además, profesor se le acusa de faltas menores pero muy graves: insensibilidad, egoísmo, falta de consideración…
ISAK BORG: ¿Y cuál será la pena?
JUEZ: ¿La pena? No sé. Supongo que la de siempre.
ISAK BORG: ¿La de siempre?
JUEZ: Sí, la soledad, naturalmente.
ISAK BORG: ¿La soledad?
JUEZ: La soledad, claro.
ISAK BORG: ¿Y no habrá gracia para mí?
JUEZ: No me pregunte. Yo de eso no sé nada.

Fresas salvajes, 1957.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: