La simple exaltación de la luz

Lo que me hizo feliz ese día fue algo como el amor -y no era amor- o por lo menos no del que hablan y que buscan los hombres. Y tampoco fue el sentimiento de la belleza. No provenía de una mujer y tampoco de mi pensamiento. ¿Me atreveré a escribir y me comprenderás si digo que aquello no fue sino la simple exaltación de la LUZ?

André Gide, Los alimentos terrenales, 1927.

(“Luz” en mayúscula en el original.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: