Kafkaesque

¿Quieres irte de aquí? Bueno, es una decisión como cualquier otra. ¿Pero adónde quieres ir? ¿Dónde está ese marcharme-fuera-de-mí? Ni siquiera está allí, y tan lejos no vas a llegar. De modo que, ¿a qué viene todo esto? ¿No prefieres sentarte en el rincón y no moverte? ¿Eso no sería quizás mejor? ¿Allí en aquel rincón, calentito y oscuro? ¿No escuchas? Buscas a tientas la puerta. Sí, ¿dónde está la puerta? Si recuerdo bien, en esta sala no hay puerta. ¿Quién pensó en aquel entonces, cuando se construyó esto, en planes tan grandiosos como los tuyos? Bueno, no se ha perdido nada, una idea así no se pierde, lo comentaremos a fondo en la tertulia, y que la risa sea tu merecido.

Franz Kafka, Cuadernos en octavo, 1918.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: