Quousque tandem abutere,Catilina, patientia nostra?

Llega el tiempo de la mentira explícitamente silenciada. Todo el mundo lo sabe, pero eso no cambia nada. La campaña electoral es una humillación para la ciudadanía. Si ya lo era en los tiempos de la política, por la premisa de que el lenguaje político siempre es eufémico y ocultador y porque los políticos siempre mienten para llegar al poder y mienten aún más para conservarlo, en los tiempos de la antipolítica, la campaña electoral es una humillación para toda la sociedad, porque ya hemos aprendido -y acatado- quién manda. Comienza un espéctaculo de mal gusto en el que se pone de manifiesto nuestro pobre y efímero papel democrático: el pueblo queda reducido a su “forma estadística” (J. Rancière, A. Badiou), para luego volver a ser olvidado y, lo que es mucho más triste, para olvidarse a sí mismo. Ahora, como si elegir a un partido o a otro fuera a suponer una diferencia significativa, el ciudadano  bienpensante revisa su papel como agente fundamental de la democracia y enuncia cosas soberanas como: “hay que votar”, “lo importante es votar”, “no podemos dejar de votar porque eso sería un peligro.” El resto del tiempo, ese mismo ciudadano bienpensante no ejerce como tal, sino que traga todo lo que le echen.

QUOUSQUE TANDEM?

Desde aquí, una propuesta que nos ayude a superar la humillación de la campaña que se nos viene encima. Convirtamos la jornada electoral en el Día de la Náusea Ciudadana y pongámoslo todo perdido en cada autonomía:

VO (MI) TA

4 respuestas a Quousque tandem abutere,Catilina, patientia nostra?

  1. J. dice:

    Sin entrar a valorar siquiera la (im)posibilidad de que el ciudadano bienpensante revise su papel como agente o revise algo, lo que sea, lo peor es ese “olvido de sí” que mencionas. Que la democracia se reduzca a eso que pomposamente se denomina “la ceremonia democrática” de las elecciones y que a todo el mundo le parezca bien, o eso parece.

  2. Gracias por el comentario. Desde luego que lo peor es el olvido o la inconsciencia del pueblo sobre su potencial. De todos modos, tengo la sensación de que algo se empieza a mover, por disperso que sea. A ver qué pasa.

  3. Yo creo que potaré…, aunque aún como ciudadano/estadístico me asaltan dudas, literalmente, ¡me asaltan!
    K.W.

  4. Te comprendo. No creo que podamos detener el tsunami pepero y el voto útil ya ni siquiera es eso, dado que el psoe es un partido más coherente en la oposición que en el poder. Supongo que esa será la condena de la izquierda hasta que el mundo cambie. Es imposible gobernar en un mundo globalmente neoliberal y mantenerse fiel al ideario de la izquierda. Es un asco. Me pregunto qué hubiera pasado en España-Europa si Zapatero “no hubiera hecho los deberes” y se hubiera desmarcado de los dictados del Mercado. Muchos de los que lo justifican dicen que “no le quedó otro remedio”. Yo me niego a aceptar eso, tendría que haber dimitido entonces y haberse ido como un héroe, como escribió J. J. Millás en “El enigma Zapatero”. ¿Lo leíste?

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/enigma/Zapatero/elpepuopi/20110402elpepuopi_1/Tes

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: