You don’t remember your name

Y si pasa el tiempo y empiezas a ver que tu nombre circula entre los hombres, no hagas de ello más caso que de todo lo demás que encuentres en sus bocas. Piensa que se ha vuelto malo y tíralo. Toma otro, cualquiera, para que Dios pueda llamarte en plena noche.

Rainer Maria Rilke, Apuntes de Malte Laurids Brigge, 1910

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: