Turismo

Me sorprende que la gente vaya tan normal por la calle. Me asombran la contención y el mantenimiento del orden. Me extraña que no caigan cosas -cuerpos- por las ventanas. Mira bien esa fina película de normalidad pactada y metaestable y dime si no se te agrieta a veces y luego, entre las suturas mal cicatrizadas de esas grietas, tus ojos no atisban con una nitidez inesperada algo mucho más real, aunque sólo sea un destello apenas sostenido unos segundos, microtemporadas en el infierno, las dosis turísticas tolerables para no arder, no caer, no perder la cordura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: