Nocturnes

Hacia 1874, cuando los impresionistas aún libraban la última batalla genuinamente mimética y naturalista con la representación de la realidad, 36 años antes de la fecha escogida por Wasilij Kandinsky para datar su Primera Acuarela Abstracta,  casi cuatro décadas antes del Cuadrado negro sobre fondo blanco de Malevich, y unos 70 años antes de que Pollock aplicara la técnica del dripping, el crítico de arte John Rushkin acusó al pintor James Abbott Mcneill Whistler de lanzar “un bote de pintura en la cara del público” con su Nocturne in Black and Gold: The Falling Rocket. Con frecuencia, las reacciones de los críticos escandalizados son verdaderas perlas para una escritura de la Historia del Arte, porque ellos mismos son inconscientes de que sus creativos enunciados contribuyen, nombrando lo inmombrado, a normalizar el cambio, de tal forma que sus juicios cargados de sorna y desprecio figuran décadas después como características reconocibles y generalmente aceptadas de las nuevas tendencias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: