Auschwitz (enmudecer o no)

Und duldest du, Mutter, wie einst, ach, daheim,
den leisen, den deutschen, den schmerzlichen Reim?

(¿Aún permites, madre, como entonces, ay, en casa
la discreta, dolorosa rima alemana?)

Paul Celan, Nähe der Gräber, 1944.

Anuncios

One Response to Auschwitz (enmudecer o no)

  1. fayçal dice:

    Estamos próximos, Señor,
    próximos y apresables.

    Ya apresados, Señor,
    uno en otro enzarzados, como
    si la carne de cada uno de nosotros fuese
    tu carne, Señor.

    Ora, Señor,
    invócanos,
    estamos próximos.

    Ladeados por el viento íbamos,
    caminábamos para inclinarnos
    sobre la zanja y la oquedad.

    Al abrevadero íbamos, Señor.

    Era sangre, era
    lo que tú has derramado, Señor.

    Brillaba.

    Nos arrojó tu imagen a los ojos, Señor.
    Los ojos y las bocas tan abiertos están, tan vacíos, Señor.

    Hemos bebido, Señor,
    la sangre con la imagen que en ella estaba, Señor.

    Ora, Señor.
    Estamos próximos.

    Paul Celan, Tenebrae
    (in Reja de lenguaje, 1959, versión de José Ángel Valente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: