En la hamaca

En la hamaca Max Slevogt

La perfección del retiro a un descanso placentero y voluptuoso resulta cada vez más adulterada, tenue e inasequible, ocupado su lugar por la idea del paraíso soñado, la arcadia, como yo aquí mirando hacia mí misma desde mi hamaca en el jardín bañado por el aroma de las flores de azahar y de las distantes higueras, a la suave brisa de una cálida primavera o tal vez de un fresco verano, recordando el mar turquesa y resplandeciente hacia donde cada mañana me llevan mis pasos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: