Épistémès domestiques #3 (Sisyphus’ dialectics and dynamics)

Aspirar por naturaleza al orden de las cosas y fracasar continuamente -¡esporádicos sucedáneos!- constituye un tipo muy específico de desorden.

No aceptar la tendencia de las cosas hacia la descomposición, arrastrar la mirada idealizante e impotente sobre los arrabales que se forman en torno a todos los centros de la materia. Qué clase de marca del alma se inscribe en esta maquinaria de derrota constante, que se resiste a comprender que sería más sensato firmar la paz, múltiples armisticios diarios.

Y sonreir en medio de la ruina y del caos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: