Aire, agua, nada

Los suspiros son aire y van al aire,
las lágrimas son agua y van al mar.
Dime, mujer, cuando un amor se olvida,
¿sabes tú adónde va?

Este poemilla, grabado en mi memoria de pequeña de manera casi involuntaria, está entre los que ya un poco más tarde consideré perteneciente al lado cursi y fácil de Bécquer. Sin embargo, últimamente me ha venido a la mente -disueltos los sonidos e imágenes en la demoledora pregunta que plantea-, porque he pensado en la desintegración absoluta del amor romántico cuando se acaba una relación: se trata realmente de uno de los sumideros más vertiginosos y eficientes que conozco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: