L’Annunziata di Palermo

26 enero, 2013

Antonello da Messina Virgen de la Anunciacion h 1476

Esta virgen de la Anunciación del siciliano Antonello da Messina tiene una cualidad cuasi subversiva que la diferencia de todas las demás: en lugar de estar recibiendo -entre el arrobamiento, la humildad y el desconcierto- el mensaje más irracional, parace estar pensando en algo.


Lucas, 1:26-38

22 agosto, 2010

El arcángel Gabriel le anuncia a la joven María en su casa de Nazaret que va a dar a luz al hijo de Dios por obra y gracia del Espíritu Santo. Es así como la Masculinísima Trinidad (padre-hijo-espíritu) se sirve del continente  femenino para poder materializarse.

Se trata  de la instauración cultural de la marcas de la pureza, la sumisión y la pasividad femeninas como valores del producto de trueque “mujer”, marcas que la revolución sexual no ha conseguido borrar del inconsciente colectivo, aún anclado a la dicotomía de la mamá y la puta.

La fuerza estética de la imaginería de la Anunciación es seductora, un momento-palabra (“alégrate, no temas, concebirás/he aquí la esclava del señor, hágase en mí según tu palabra”) representado en muy hermosas imágenes a lo largo de toda la tradición pictórica occidental:

Maestro del Sacramentario de St. Gereon, s. X

Pietro Cavallini, 1291

Simone Martini y Lippo Memmi, 1333

Melchior Broederland, 1393-99

Robert Campin, Maestro de Flémalle, 1420

Rogier van der Weyden, h. 1440

Fra Angelico, h. 144o

Filippo Lippi, h.1445

Maestro de la Anunciación de Aix, h. 1445

Petrus Christus, 1452

Leonardo da Vinci, 1472-75

Hans Memling, 1489

Sandro Boticelli, 1489-90

Gaudenzio Ferrari, 1512-13

Matthias Grünewald, 1515

Marcello Venusti, 1512/5-1579

Caravaggio, 1608-9

Dante Gabriel Rossetti, 1850

Edward Burne-Jones, 1876-79

James Tissot, 1886-96

Henry Tanner, 1898

Oskar Kokoschka, 1911

Maurice Denis, 1913

John William Waterhouse, 1914

René Magritte, 1930

Antonia Eiriz, 1962

Andy Warhol, 1984