Cuando la realidad se agrieta

13 abril, 2015

Såsom i en spegel_ Ingmar Bergman

Un barco no es solo un vehículo, sino que, en otro orden de cosas, es un espacio simbólico: va viento en popa a toda vela, cruza de una orilla a otra en una fría laguna, pierde su rumbo, se hunde o se queda varado en un lugar. La inutilidad del barco encallado intensifica enormemente esta carga simbólica.

Såsom i en spegel-Bergman

En Como en un espejo (1961), Bergman recurre a esta imagen para expresar la complejidad y fragilidad de las relaciones humanas, así como el trance hacia la edad adulta de un individuo que experimenta que ” la realidad se agrieta”.

Såsom i en spegel-Ingmar Bergman

Karin, en pleno brote de una nueva crisis de esquizofrenia, se ha refugiado en el interior del barco. Es un espacio oscuro, húmedo y precario en el que su hermano Minus se adentra para ir a su encuentro.

Såsom i en spegel__Bergman

El barco podría ser el hogar de la inestable Karin, pero Minus está solo de visita y allí descubre el deseo incestuoso, la compleja naturaleza de las relaciones y la intransitabilidad de la realidad con los parámetros de la infancia.

Såsom i en spegel__Ingmar Bergman

En el momento culminante comienza a llover y el agua penetra por las grietas en el interior del barco.


Drones drones

24 marzo, 2013

Un profesor de Lexicología, en una de sus exploraciones semánticas en busca de material para sus clases, termina construyendo el siguiente poema-collage con los elementos subrayados de dos artículos periodísticos sobre el uso de los drones con fines militares. En el “texto” resultante no hay una sola palabra de cosecha propia, tan solo el vocablo “drone” (que en español significa “abejorro”) ha sido utilizado, tantas veces como aparecía en los artículos, como separador de párrafos entre unas cosas subrayadas y otras, respetando su orden de aparición en el material explorado.

En hábil metáfora onomatopéyica, los drones se comportan como abejorros del discurso. El texto es una ejemplificación -generada casi al azar- de la (de)construcción poética: las palabras, descarriladas de las anestesiantes vías de los usos irreflexivos, recuperan el extrañamiento de lo que es nombrado por primera vez.

El País, domingo 17 de marzo de 2013,  sección INTERNACIONAL

Por KW CSD

guerra teledirigida arma secreta EE UU
drones

aviones sin tripulación batalla legal Asociación de Libertades Civiles Americana (ACLU) organizaciones de derechos humanos medios de comunicación
drones

razones de seguridad nacional CIA momento álgido Tea Party Casa Blanca
drones

fiscal general ciudadanos norteamericanos EE UU Departamento de Justicia
drones

guerra contra el terrorismo
drones

congresistas
drones

víctimas inocentes
drones

Naciones Unidas
drones

civiles inocentes
drones

población civil
drones

Pentágono robot Al Qaeda
drones

pierden la vida EE UU
drones
drones

víctimas inocentes ciudadano norteamericano personal de mantenimiento
drone Predator

estadounidense en la diana aviones no tripulados yihadista norteamericano aviones no tripulados CIA
drones

EE UU Internet Al Qaeda
drones

láseres Pentágono CIA
drones

CIA FBI Capitolio EE UU FBI yihad misión suicida vídeo servicios secretos memorando objetivo legítimo Al Qaeda memorando estadounidenses estrechando el cerco según fuentes oficiales CIA Al Qaeda flota de
drones

centro de operaciones
drone Predator


Hermenéutica

10 enero, 2012

La vida es un texto y no nos cuesta nada reconocer sus recursos expresivos. Porque, quién no ha sufrido los efectos devastadores de algún violento hipérbaton, quién no ha amado y olvidado sinestésicamente, cuántos acontecimientos no se presentan en forma de metáforas, cuántas confusiones metonímicas no nublan nuestro juicio, quién no ha vivido alguna vez sus noches como oscura antítesis de sus días, quién no ha sentido el paso del tiempo como una ensordecedora aliteración y encadenado cada nuevo despertar como un encabalgamiento.

Las revelaciones, por ejemplo, serían fragmentos altamente literarios. Tiendo a pensar que estas tremendas tomas de conciencia en realidad son procesos graduales, pero nosotros -los que llevamos a casi todas partes a nuestro hermeneuta- los epitomizamos para transformalos en materia narrable, en texto: entonces supe. Toda revelación entraña una lectura comprensiva.


Boca

21 octubre, 2011

Hablar es tener demasiada consideración hacia los demás. Por la boca mueren el pez y Oscar Wilde.

Fernando Pessoa, El libro del desasosiego, 1913-1935.


Caminos

22 noviembre, 2010

“Partimos cuando nascemos,/andamos mientras vivimos,/y llegamos/al tiempo que feneçemos;/assí que cuando morimos, descansamos.”

Jorge Manrique

Camino, tránsito, curso, vereda, andadura, sendero, recorrido, senda, vía, trayecto: metáfora universal, una de las más productivas y ramificadas de nuestro sistema cognitivo, fruto de la conjunción de las coordenadas tiempo y espacio; tramo entre el principio y el fin de cualquier empresa, mero hacerse de las cosas que adquiere significado en sí mismo, hacia Ítaca.

Pero también, la literalidad de los caminos, siempre:

¡Ah! Si aún hay caminos hacia la llanura, los efluvios del mediodía, los brebajes de los campos, y por la noche el hueco de los almiares;

Si hay caminos hacia el Oriente, estelas en los amados mares, jardines en Moussoul, danzas en Touggurt, cantos de pastor en Helvecia;

Si hay caminos hacia el Norte, ferias en Ninji, trineos que levantan la nieve, lagos helados, te aseguro, Nathanaël, que nuestros deseos no conocerán el tedio.

André Gide, Los alimentos terrenales, 1927.


El canto de las Sirenas

6 noviembre, 2010

Primero llegarás a las Sirenas, las que hechizan a todos los hombres que se acercan a ellas. Quien acerca su nave sin saberlo y escucha la voz de las Sirenas ya nunca se verá rodeado de su esposa y tiernos hijos, llenos de alegría porque ha vuelto a casa; antes bien, lo hechizan éstas con su sonoro canto sentadas en un prado donde las rodea un gran montón de huesos humanos putrefactos, cubiertos de piel seca. Haz pasar de largo a tu nave y, derritiendo cera agradable como la miel, unta los oídos de tus compañeros para que ninguno de ellos las escuche. En cambio, tú, si quieres oírlas, haz que te amarren de pies y manos, firme junto al mástil -que sujeten a éste las amarras-, para que escuches complacido la voz de las dos Sirenas; y si suplicas a tus compañeros o les ordenas que te desaten, que ellos te sujeten todavía con más cuerdas.

Homero, La Odisea, Canto XII. Trad. J.L. Calvo.

Odiseo reconoce la superioridad arcaica del canto en la medida en que, ilustrado técnicamente, se deja atar. Él se inclina ante el canto del placer y frustra a éste como a la muerte. El oyente atado tiende hacia las Sirenas como ningún otro. Sólo que ha dispuesto las cosas de tal forma que, aún caído, no caiga en su poder. (…) Las Sirenas  tienen lo que les corresponde, pero está ya neutralizado y reducido en la prehistoria burguesa a la nostalgia de quien pasa delante sin detenerse. (…) A partir del encuentro felizmente fallido de Odiseo con las Sirenas, todos los cantos han quedado heridos, y toda la música occidental padece el absurdo del canto en la civilización, que sin embargo es al mismo tiempo la fuerza que mueve toda la música artística.

M. Horkheimer y T. Adorno,  Dialéctica de la Ilustración, 1944. Trad.  J.J. Sánchez.


Lumière de ma vie

1 julio, 2010

Yo disfrutaba leyendo en mi mundo de ensueño, pero no fueron las palabras -ni la música- las que abrieron la puerta que hay en mí hacia lo inasible:  fue la luz de algunas tardes de verano, que entraba por la ventana tocando todas las cosas. Esa luz, en toda su dimensión física, se volvió símbolo de lo invisible. ¿Es así como se fraguan las metáforas?