Le grand cahier (Agota Kristof, 1986)

15 febrero, 2015

Los gemelos hijos de puta (este es el único nombre que reciben a lo largo de todo el relato) son un ente abstracto, dialéctico y activo, un experimento psicológico sobre la exposición al daño y al peligro, un pulso entre vulnerabilidad y fuerza que resulta en un tratado de supervivencia moral y emocional en el seno del mal. Con una biblia, un diccionario, unos lápices y el gran cuaderno desarrollan un sistema de aprendizaje autodidacta. En el gran cuaderno describen lo que ven y narran lo que viven sin incurrir en valoraciones; también detallan lo que aprenden por medio de variados ejercicios para endurecerse en medio del caos de la guerra. La ética de los gemelos es lógica, fría e implacable. No hay en ellos sentimentalismo ni amabilidad.

Slavoj Žižek empieza así su epílogo a la edición inglesa de The Notebook, de 2014: “There is a book through which I discover what kind of person I really want to be.”


El prójimo

28 marzo, 2011

…¿quién será admitido “adentro”, integrado al mundo capitalista desarrollado, y quién será excluido? La ex Yugoslavia es quizá un caso ejemplar: cada actor en la sangrienta representación de la desintegración se esfuerza por legitimar su posición “adentro” como el último bastión de la civilización europea (la definición moderna ideológica del capitalismo para “adentro”) ante la barbarie oriental.

Para los austriacos nacionalistas de derecha, esta frontera imaginaria es Karavanke, la cadena de montañas que separa Austria de Eslovenia:  más allá comienza el dominio de las hordas eslavas.  Para los nacionalistas eslovenos, esta frontera es el río Kolpa, que separa Eslovenia de Croacia: somos Mitteleuropa, mientras que los croatas ya son balcánicos, involucrados en las luchas étnicas que en realidad no nos conciernen -estamos de su lado, simpatizamos con ellos, pero del mismo modo en que uno simpatiza con una víctima tercermundista de la agresión… Para los croatas la frontera crucial es, desde luego, la que los separa de los serbios, es decir, entre la civilización católica occidental y el espíritu colectivo oriental ortodoxo, incapaz de comprender los valores del individualismo occidental. Finalmente, los serbios se ven a sí mismos como la última línea de defensa de la Europa cristiana ante el peligro fundamentalista encarnado por los musulmanes albaneses y bosnios. ( Debe estar claro a estas alturas que quienes, dentro del espacio de la ex Yugoslavia, se conducen de un modo “europeo” civilizado son los que están en la parte más baja de la escalera, excluidos de todo -los musulmanes albaneses y bosnios. )

Slavoj Žižek, El acoso de las fantasías, 1999.


Alien

12 febrero, 2011

The alien form of life is (just, merely, simply) life, life as such: it is not so much a particular species as the essence of what it means to be a species, to be a creature, a natural being -it is Nature incarnate or sublimed, a nightmare embodiment of  the natural realm understood as utterly subordinate to, utterly exhausted by, the twinned Darwinian drives to survive and reproduce.

Stephen Mulhall, On Film, 2001. (Via Slavoj Žižek, How to read Lacan, 2006)

Francis Bacon, Head I, 1948

Alien, Ridley Scott, 1979

Francis Bacon, “Three Studies for Figures at the Base of a Crucifixion” (detalle), 1944


El insoportable desnudo de Dorothy Vallens

25 agosto, 2010

En Terciopelo azul David Lynch nos presenta dos mundos claramente opuestos: por un lado el plácido, luminoso –y frágil- jardín en el que Sandy oye cantar a los ruiseñores amarillos y por otro, la violenta y dolorosa noche en la que vive Dorothy Vallens. Entre ambos transita Jeffrey.

Pero el ingenuo paraíso de Sandy no puede permanecer intacto: hay una brecha que se manifiesta en la escena en la que Dorothy Vallens sale a la calle desnuda -a su encuentro- en medio de la noche. El desnudo de Dorothy, a diferencia de la mayoría de los desnudos mostrados en el cine, no es prescindible ni tampoco erótico, sino violento y profundamente significativo.  Una mujer sale de su casa desnuda con el cuerpo ensangrentado y los brazos entreabiertos, avanzando lentamente bajo la conmoción de  siniestras heridas. Se trata de una imagen que nos incomoda y nos sacude, que se constituye como el momento en el que el mundo oscuro sale de sus viscosas interioridades y se filtra en el  soportable orden de la cotidianidad.

Jeffrey y Sandy se encuentran en la calle en lo que en principio se  presenta como una situación amenazante y peligrosa, acosados por el matón del instituto y su séquito; pero de pronto, lo aparentemente amenazante de ese teatrillo se disuelve y se vuelve insignificante en comparación con la irrupción de la íntima asimetría y el desvalimiento del desnudo de Dorothy, que en ese momento sale de su casa y avanza hacia ellos, imprimiendo en sus retinas la huella de esa imagen perteneciente al mundo de lo no codificado, de lo intolerable,  que terminarán por suprimir para volver a integrarse en el orden cotidiano.

En El acoso de las fantasías, Slavoj Žižek -en su habitual lectura lacaniana-, señala que el cuerpo desnudo de Dorothy se aproxima a Jeffrey como “un cuerpo perteneciente a otro mundo oscuro e infernal” que se introduce bruscamente en la normalidad de la cotidianidad y causa un desgarro en el tejido de la realidad. Se trata del desgarro del orden simbólico en el que se codifica la vida en el necesario olvido del horror, se trata de la rotura del disfraz con el que cubrimos “el cuerpo desollado, la palpitación de la carne roja, viva y sin piel.” De este modo, aunque la relación con nuestro cuerpo externo, incluso con el desnudo, esté plenamente codificada en el orden simbólico, el desnudo de Dorothy Vallens es un heraldo de lo Real lacaniano, “como un pulpo varado, …un cuerpo herido expuesto cuya presencia material ejerce una presencia casi intolerable sobre nosotros.”


The unfathomable X

12 junio, 2010

…finding oneself in the position of the beloved is so violent a discovery, even traumatic: being loved makes me feel directly the gap between what I am as a determinate being and the unfathomable X in me that causes love. Lacan’s definition of love – “Love is giving something one doesn’t have…” – has to be supplemented with “…to someone who doesn’t want it.”

(…verse en la posición de ser amado es un descubrimiento tan violento e incluso traumático: ser amado me hace sentir directamente la brecha entre lo que yo soy como un ser determinado y la insondable X en mí que causa el amor. La definición del amor de Lacan: “Amar es dar algo que uno no tiene”, debe ser suplementada con: “… a alguien que no lo quiere.”)

Slavoj Žižek, (How to read) Lacan, Granta Books, London, 2006.